Estas estufas sirven para la producción de agua caliente para la calefacción central de la casa.

Si hay un deposito integrado en el sistema éste puede servir para la calefacción y para la producción de agua caliente sanitaria.
En el caso de las instalaciones que hubiera un deposito combinado, éste puede almacenar el agua caliente de la calefacción y el agua caliente sanitaria de la casa.

Los diferentes tipos de calefacción que son ideales y adaptables a las estufas de biomasa son: por zócalo, suelo radiante o radiadores convencionales.

Otra opción para aumentar el rendimiento y reducir los gastos se puede realizar con la conexión de un equipo solar térmico.

Otras ventajas de las estufas de pellets:
Una alta eficiencia, 15 kg de pellets producen sólo el 1% de cenizas, es decir, 150 gramos de gránulos.

La energía de la calefacción por pellets es 3 veces mayor que el de leña - 4500 kcal / kg, 15 kg de pellets corresponden a 45 kg de leña.